Qué comer cuando quieres dulce

Share it!!

Desde que empecé a trabajar como nutricionista y coach de salud me ha ido interesando cada vez más la conexión que hay entre la comida y las emociones. Me he dado cuenta de que son muchas las personas que viven utilizando la comida como forma de distracción, compañía, sedación o autocastigo. “Qué comer cuando quieres dulce” son algunas opciones saludables para comer cuando el antojo por el dulce se desata.

La comida no va a solucionar aquello que no quieres sentir pero está ahí, e intentas distraerlo mientras comes, ni va a llenar la falta de amor que sientes o la culpabilidad que cargas.

Castigarte con comida te hará sentir mal y odiarte, lo que hará que tus relaciones con los demás empeoren, y con ello vuelvas a tratar de llenar vacíos con alimentación emocional.

¿Dónde está el problema?

A veces el problema está en una casa, en las vivencias de la infancia o adolescencia, en el trato diario con un familiar o una pareja por la que te sientes controlado, presionado o con quién no eres tú realmente, reprimiendo tus emociones o creyendo cosas de ti mismo que quizá no sean ciertas. Otras veces son hábitos que no te están funcionando, y en el fondo lo sabes, pero lo repites y repites porque crees que son tu vía de escape (puedes leer este post sobre causas por las que se utiliza la comida de forma emocional)

Vías de escape sanas

Hacer cosas creativas como actuar, escribir, tocar un instrumento o dibujar, nos permite expresarnos, decir todo eso que queremos decir y no decimos, creando historias, textos, música o escenas. Todo lo creativo te hace estar aquí y ahora, y no nos olvidemos de que estar presente es clave para no estar en los pensamientos que muchas veces son parte de lo que nos pasa. Actividades como el yoga o la meditación, donde la respiración guía la actividad, nos conectan con nosotros mismos y nos ayudan a controlar nuestros pensamientos, haciéndolos callar hasta eliminarlos. Si das con algún deporte que requiera de tu atención y te haga sentir placer, te ayudará a tener una buena salud mental y eliminar ansiedad de una manera más beneficiosa que a través de atracones de comida. Además, te verás mejor.

#Comelimpio #comesano no son solo hashtags

Para encontrar un mayor equilibrio hay que aprender a comer. Tu mundo está en tu plato. Si aprendes a comer,  repercutirá en cómo te sientas, pienses y actúes, y si te conectas más contigo mismo a través de las actividades que te propongo y aprendes a entenderte más, repercutirá también en cómo comas. Tu cuerpo te pedirá comer bien porque tu mundo interior estará más sereno. Qué cosas ¿no? 🙂

Si eres una persona que se siente así, te animo a que comiences por algo tan sencillo como cambiar productos por alimentos, alimentos de verdad. No importa cuales, los que quieras, pero alimentos reales, naturales y siempre que puedas, orgánicos, locales y de temporada.

Cambia tu despensa y deja solo una pequeñísima parte para cosas procesadas, o lo que es lo mismo, cosas que vienen en cajas o paquetes y llevan en la parte de “ingredientes” muchos nombrecillos y más de uno desconocido 🙂

¿Qué comer cuando necesito dulce?

Tú no tienes un problema con la báscula, sino una gran desesperación en tu interior. Dolor, ira, falta de amor, apego, rabia, tristeza… El síntoma, la forma en la que tú lo ves, es a través de la comida, pero tu problema no es ni con la comida ni con tu imagen, sino con algo mucho más profundo que es lo que hay que resolver. No pongas una tirita y sigas viviendo como si nada, enfréntate y se feliz, te lo mereces.

Aquí os dejo una lista de cosas muy palatables ( esto quiere decir que tiene un sabor muy rico al paladar) y que por tanto, os van a funcionar cuando tengáis ansiedad por comer dulce.

1- Mantequilla de almendras con manzana, palitos de apio o  zanahoria

¡No juzgues a los crudités antes de probar la mezcla! La mantequilla de almendras sabe a turrón, y te va a aportar calcio, fibra, mucha saciedad, grasa saludable y proteínas vegetales. No estoy diciendo que sea acalórica, que la gente a veces confunde “sano” con “0kcal”, pero esto ahora mismo nos tiene que importar menos, porque el objetivo es hacer un cambio inteligente hasta que se controlen los impulsos de lanzarse a comer. Además, beneficia a tu salud, mientras que la caja de galletas la perjudica.

mantequilla de almendras

mantequilla de almendras

2- Bizcocho de chocolate y banana

Un bizcocho casero con sabor a chocolate, de los que “sucas” en leche o incluso rellenas con un poquito de mantequilla de cacahuete, ¡sí! OLVÍDATE AHORA DE LAS KILOCALORÍAS! Cuando alguien se está rehabilitando de una adicción no puede ponerse objetivos que le generen más estrés, porque recurriría a aquello de lo que es adicto para calmarse. De verdad, permítete comer cosas ricas, porque aunque algunas sean más densas, te están nutriendo y sirviendo de puente. Ya tendrás tiempo para dietas bikini.

3- Pudding de chía

El pudding de chía es muy saciante, tiene mucha fibra. Se trata de macerar semillas de chía (3-4 cucharadas) en leche vegetal entre 3 y 10 horas (ten siempre tupers o vasitos en la nevera para cuando te entre el impulso) y lo puedes mezclar con sirope de ágave o miel, fruta, fresas, nueces, trocitos de cacao puro (edulcorado con estevia, azúcar no) canela, vainilla o mantequilla de frutos secos. Mi consejo es que compres tú mismo los frutos secos y las hagas en casa.

pudding de chía

pudding de chía

4- Tortitas

¿A quién no le gustan las tortitas? ¡Son lo mejor del mundo! Puedes prepararte unas cuantas por la mañana y dejarlas en un tuper para cuando tengas ganas de dulce. Así solo tienes que calentarlas y mezclarlas con unas onzas de chocolate puro con estevia fundido y plátano. Utiliza cualquier harina que tengas, pero es preferible integral.

tortitas

tortitas

5- Nutella casera

Prepara un bote (compra uno hermético de cristal) y tenlo por casa. Puedes comprar tortitas de arroz integral (yo uso las de El Granero ecológicas, no llevan aditivos y son más grandes) y untarlas de nutella casera, en lugar de comprar esa versión de tortitas con yogur y chocolate cargadas de azúcar. Piensa que el azúcar es tu droga, por lo que hay que alejarse de él, como un fumador del tabaco o un yonki de la heroína. Adiós azúcar, hola hidratos y grasas saludables.

6- Batido de proteínas de Moringa

Estos batidos son hipersaciantes, naturales y de chocolate. Contribuyen a la formación de masa muscular y puedes hacerte una mousse con ellos, añadiendo leche vegetal, copos de avena, coco rallado, granada, fresas… Mira este helado de proteína casero.

7- Helado vegano sin azúcares

Este helado está increíblemente bueno, ¡de verdad! Solo necesitas la Biochef (puedes verla aquí) o una Thermomix, Vitamix o similar.

helado vegano

helado vegano

8-Helado de chocolate casero

Otra opción palatable y saludable es este helado. Incluso puedes comerlo sin congelar, solo con la masa previa.

9- Mini brownies low – carb

Si sospechas que llega ese día en el que te va a entrar la gulilla por chocolate, prepara unos cuantos mini brownies y elimina todo aquello peligroso de tu casa. Tíralo por el water sin pensar o asegúrate de que no esté a tu alcance los días de riesgo.

mini brownies

mini brownies

10- Tostadas con plátano y mantequilla de cacahuete

Tanto las tostadas con plátano y mantequilla cacahuete, o las tostadas con plátano y sirope de ágave y canela son dos opciones buenísimas para personas que tienen atracones de dulce. Muy palatable y saciante.

Por último…

Recuerda que lo más importante es que investigues de dónde viene tu ansiedad y la calmes con actividades creativas, espirituales y deportivas, así como hacer los cambios que sean necesarios, esas cosas que te están amargando la existencia. ¡A a mierda! Si ese trabajo, pareja o ciudad te alejan de la vida que querrías tener, mándalo a paseo y cambia de aires. ¡Ya llegará otra cosa!

Deja cualquier excusa en una de esas bolsas del supermercado llenas de procesados, y ¡tírala al contenedor!

0

Share it!!

4 thoughts on “Qué comer cuando quieres dulce

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website